Consejos para llevar a cabo un teletrabajo sano

El teletrabajo puede llegar a ser abrumador. Te ofrecemos 8 tips para llevar a cabo un teletrabajo sano de forma rápida y sencilla.
Compartir en Twitter
Facebook
LinkedIn
teletrabajo

Ya es una gran realidad que el teletrabajo está aumentando considerablemente en todo el mundo. Ahora, con la nueva variante de COVID, estamos viendo como empresas importantes con plantillas muy grandes, están optando por la opción remota de trabajo. Es importante llevar a cabo un teletrabajo sano y hoy te lo vamos a demostrar.

Este nuevo cambio está siendo todo un desafío tanto para las empresas como para los propios trabajadores. Pasar 8 horas en casa teletrabajando puede ser abrumador.

A medida que descubrimos cómo navegar por esta nueva “normalidad”, también aprendemos a ser productivos y responsables en un nuevo entorno. Esto puede ser un desafío, especialmente cuando se trata de nuestra salud y bienestar.

Por lo tanto, para ayudarte a aprovechar al máximo tus días de trabajo, te vamos a ofrecer 8 tips que nosotros consideramos importantes para mantener un teletrabajo saludable, eficiente y efectivo mientras trabajas en casa.

1. Personaliza tu espacio de trabajo

En primer lugar, y por ello, más importante, hay que comprender que tienes y necesitas contar con un espacio para trabajar. Aunque trabajar desde el sofá con un portátil parezca atractivo, puede llegar a ser peligroso para tu salud a la larga.

En una oficina es probable que tengas un cubículo o espacio designado para llamarlo propio. Pero en casa, cualquier espacio es un juego justo. Elige un espacio de trabajo que sea funcional y cómodo, pero que no sea una zona común de casa. Es posible que quieras elegir un espacio privado que te permita cerrar la puerta y liberarse de las distracciones.

Por ejemplo, en IKEA ya hay un sección completa con precios muy competentes sobre accesorios y conjuntos para montar tu zona de teletrabajo en casa.

2. Rutina

Si bien es cierto que no tienes que vestirte y prepararte para el día si estás en casa, trabajar en pijama puede desdibujar aún más las líneas entre el trabajo y las porciones de relajación de tu día.

En lugar de un viaje diario, considera una rutina matutina que comience tu día con una nota positiva. Luego, haz todo lo posible para ceñirte a una rutina establecida durante todo el día.

Con esto nos referimos a que te marques una rutina diaria para tu trabajo. Levantarse, desayunar, comenzar a trabajar, realizar pequeños paseos durante la jornada, beber agua, levantarte y despejarte unos minutos y pequeñas actividades que aporten movimiento a tu jornada.

3. Establece límites

El trabajo remoto ofrece muchos beneficios, pero también tiene una advertencia importante: el trabajo siendo teletrabajo te sigue a todas partes.

Esto significa que es crucial establecer límites para tu bienestar y salud, así como para tus relaciones. Haz todo lo posible por ceñirte a un horario establecido, como trabajar solo durante el horario comercial. Si es necesario, establece límites en tus dispositivos o apaga tu teléfono durante el tiempo en familia.

Puede llegar a ser algo complicado, cuando tenemos el teletrabajo “en casa”, es posible que te cueste desconectar en tu día a día.

4. Descansos en el teletrabajo

Tómate un descanso, en el almuerzo o al final del día, y asegúrate de socializar. Si tienes a otras personas en casa en tu jornada laboral, deja de trabajar y charla o prepara un tentempié con ellos.

O si, por otro lado, estás solo, llama a un amigo, familiar o compañero de trabajo para ponerte al día. Haz un pequeño esfuerzo adicional para obtener la conexión humana que a menudo falta en el trabajo remoto.

teletrabajo sano

5. Controla la productividad

Maximiza tu productividad tomando descansos regulares de ritmo constante, idealmente cada 90 a 120 minutos.

Los descansos activos y reparadores te ayudan a recuperar la concentración y permiten que tu cuerpo renueve el oxígeno y la energía que tu cerebro necesita. Durante el descanso, considera dar un paseo de cinco minutos, tomar un refrigerio saludable o preparar una taza de té o café.

6. Prepara refrigerios saludables

Cuando estás en casa todo el día, es fácil comer cada vez que pasas por la cocina y te llenas de ultraprocesados.

En su lugar, asegúrate de tener tiempo para tener comidas regulares y de que tengas a mano algunos refrigerios saludables para cuando el hambre a media mañana o media tarde se acerque.

Puedes probar cualquier refresco o receta nutritiva de snacks saludables para mantenerte con energía durante todo el día.

7. Cierra tu jornada de forma definitiva

Cuando decidas que has terminado de trabajar por el día, es una buena idea incorporar algún tipo de cierre. Por ejemplo, considera terminar tu día con un entrenamiento o clase de yoga.

Un pequeño movimiento puede ayudarte a pasar de un estado mental centrado en la tarea y calmar tu mente mientras te preparas para la noche.

8. Mira el lado bueno

Trabajar en una oficina puede brindar más oportunidades para la colaboración cara a cara, pero el trabajo remoto tiene muchas ventajas de productividad y salud.

En casa, consigues un ritmo de trabajo algo diferente, te da ventajas a la hora de estar más cerca de los tuyos, sobre todo si tienes pequeños en la familia.

Hay personas que no están muy a favor del teletrabajo por el simple hecho de no poder salir de casa y romper esa rutina, sin embargo, hay otro porcentaje de trabajadores que prefieren estar en casa, con calma y manejando el teletrabajo desde un entorno conocido.

Te podría interesar: ¿Sabes Lo Que Es El Teletrabajo? Aquí Te Lo Cuento Todo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix