Ideas para decorar tu oficina en casa

Conseguir la oficina de ensueño es posible siguiendo las pautas adecuadas. Te traemos una guía para decorar tu oficina en casa de una forma creativa.
Compartir en Twitter
Facebook
LinkedIn
Teletrabajo en casa

Cuando se habla de una oficina en casa, algunos suelen imaginarse sentados en el sofá, con el portátil sobre las piernas y una almohada cómoda en la espalda. Esto no es que sea malo, sin embargo no es conveniente para quienes buscan poder generar ingresos decentes como trabajador autónomo.

Esto es, porque el lugar de trabajo que elijamos en la casa, además de comodidad, también debe brindar inspiración y por supuesto, debe representar nuestra personalidad e intereses.

Afortunadamente, conseguir la oficina de ensueño es posible siguiendo las pautas adecuadas. Por eso a continuación, te traemos una guía para decorar tu oficina en casa de una forma muy creativa.

¿Por dónde empezar?

Comenzamos por lo obvio: elegir un buen lugar.

La mejor solución sería tener una habitación o sala para convertirla por completo en tu “home office”, pues además de poder decorar a tus anchas, también tendrías la oportunidad de trabajar en un entorno tranquilo, que facilite tu concentración.

Si tienes una habitación en casa, dispuesta para esto, antes de comprar muebles y todo lo que necesitas, párate en el centro del lugar e imagina que ya está equipada. Si allí sólo cabe tu escritorio, entonces es un espacio ideal para trabajar si no necesitas recibir visitas de clientes, poner una gran mesa para dibujar planos o tener a los niños pequeños cerca mientras juegan.

Desafortunadamente, no todos podemos disponer de una habitación entera para teletrabajar en casa, ya sea por la falta de espacio o por cualquier otra razón. Así que, posiblemente lo único que podemos hacer es elegir un pequeño rincón para acomodarnos. Si este es tu caso, por lo menos asegúrate de que cumpla con criterios como:

  • Buena iluminación, si es posible que entre la luz natural.
  • Deber ser un rincón o lugar tranquilo, que te pueda mantener aislado de todo lo demás que ocurre en casa.
  • Que no sea en la sala de estar, allí hay mucho movimiento y es donde se suelen recibir las visitas.

Esquema de colores para decorar tu oficina en casa

Ahora es el momento de elegir los colores. Es importante elegirlos antes de ir a comprar los muebles, para que así nada en este proceso se te complique.

El esquema por el que optes es de gran importancia, porque no solo determina el estilo de tu oficina en casa; sino que además, esto puede aumentar drásticamente tu nivel de productividad, no lo digo yo, lo dicen las teorías sobre la psicología del color.

Por ejemplo, para contrarrestar toda la tensión que puede generarnos un día de intenso trabajo, podemos elegir tonos tranquilos, como el verde pálido; y para dar un toque moderno, elegante y formal se pueden usar tonos profundos como el azul en los techos y pisos.

Los colores oscuros son algo más que elegantes. Estos también tienen cierto poder inspirativo, por lo que puedes aumentar tu concentración y fomentar tu inteligencia eligiendo tonos oscuros para tu oficina en casa.

¿Quién no necesita paz en su oficina? Si quieres un color que transmita sentimientos de tranquilidad, puedes escoger un tono verde oliva o salmón suave, combinado con pisos o techos en tono de madera envejecida. Si ninguna de estas dos últimas opciones te agrada mucho, prueba entonces con un gris claro de matices azules.

Por último, tienes también algunas opciones más creativas. Por ejemplo, el violeta pálido seguramente te mantendrá motivado y positivo mientras teletrabajas; o quizás sea hora de llenarte de energía con paredes de color rojo o amarillo.

Nota importante sobre los colores

Si tu elección son colores oscuros, deberías priorizar tener una ventana o algún tipo de ventilación que permita la entrada de luz natural a la oficina. Si no es posible la idea de la ventana, quizás la mejor opción sean los tonos pálidos, pues puede que las lámparas no dejen que la oficina sea lo suficientemente luminosa. Además de esto, los espacios pequeños pueden aparentar ser más grandes si usas colores claros.

Decoración de las paredes

Puedes que las paredes simples, decoradas con pintura común no sean tu estilo. Entonces, puedes buscar diseños de papel tapiz que puedan satisfacer tus intereses; pero ten en cuenta que si decides usar patrones específicos, con rayas, flores o demás, no necesitas llenar las paredes con muchos cuadros decorativos, porque la oficina podría parecer agobiante o sobrecargada.

Prueba tapizando solo algunas paredes clave y combina el resto de la habitación con un color que te agrade, así lograrás conjugar dos estilos dando como resultado una oficina en casa hermosa.

Decoración para teletrabajar

Ya tienes el interior, ahora vamos a equiparlo

Mesa

A diferencia de lo que todo el mundo piensa, en realidad no importa el tamaño del escritorio, sino el nivel de ergonomía que brinda. De nada te sirve una enorme mesa, si la comodidad que tienes es mínima.

Además de esto, no hay que olvidar algo tan esencial como la estabilidad: nadie puede trabajar tranquilo con la sensación de que su ordenador se caerá al suelo en cualquier momento. Hay que elegir un escritorio que no se tambalee y a menos que seas en realidad un experto en bricolaje, deberías evitar a toda costa los famosos escritorios hechos con taburetes o con tablas recicladas, pues no solo el aspecto visual está en juego, sino también tu ergonomía. De hecho, si quieres darle un aspecto rústico o de “hecho en casa” a tu oficina, podrías buscar un escritorio de estos en el mercado, fabricado por un profesional.

Hay muchas opciones que elegir, pero personalmente recomiendo las que tengan un diseño en el que se incluyan gavetas o compartimientos para guardar objetos o incluso para poner los componentes del ordenador de una forma más organizada.

Silla

¿Quién no ama las sillas giratorias para trabajar? Especialmente cuando pasamos muchas horas frente a la computadora, esas ruedas pueden hacer que la comodidad se multiplique. Hoy en día, hay un abanico de opciones más amplio que hace unos años, pues no solo encuentras las aburridas sillas de oficina de todos los tiempos. El mercado tiene diseños modernos: en forma de sillón, acolchados, con reposabrazos e incluso puedes encontrar algunas con respaldo para la cabeza.

Sin embargo, debes tener cuidado a la hora de elegir. Puede suceder que tu silla se vea muy bonita, pero no sea lo suficientemente cómoda para pasar varias horas sobre ella.

Estantería

En este punto es de gran ayuda tener una lista con los muebles que necesitas esencialmente y la paleta de colores que debes seguir.

Aunque todos queremos tener cierto límite de separación, el estilo de la oficina debería estar vinculado al resto de la casa, pero respondiendo a las necesidades que tengas en el trabajo.

¿Necesitas guardar muchas carpetas o archivar muchas hojas? Entonces no olvides comprar un estante o archivero que combine con tu escritorio.

¿Usas muchas notas de papel? Prueba con un tablero moderno para colgarlas y no perderte ninguna de tus anotaciones.

¿Quieres agregar adornos, frasco o jarrones? Consigue estantes flotantes o de estilo libre que puedan convertir a tu oficina en un área más moderna o creativa.

¿La habitación es muy oscura? Consigue lámparas de pie, que además de iluminar también sirvan para decorar suspicazmente.

Plantas

¿Sabías que las plantas son elementos que te ayudan a purificar el aire? Además son aliadas perfectas cuando queremos decorar una oficina cargada de energía positiva.

Hay muchas que pueden sobrevivir con solo unos minutos al día de luz solar, por lo que teniéndolas en macetas y sacándoles al sol un rato, se mantendrán hermosas para decorar tu lugar de trabajo.

 

Todo el mundo tiene preferencias diferentes y esto no es la excepción cuando se trata del entorno de trabajo. Concéntrate en lo que te funciona y en lo que necesitas, una mala elección de color puede ser el desencadenante de días poco productivos ¡Así de importante es la decoración de tu oficina en casa!

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix