Bélgica se ve obligada a volver al teletrabajo obligatorio

Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Bélgica vuelve al teletrabajo

La vuelta al teletrabajo es obligatoria y tendrá que ser cuatro días a la semana.

Bélgica ha endurecido este miércoles las medidas para frenar la cuarta ola de COVID-19. La vuelta al teletrabajo ha sido obligatoria y tendrá que ser de este modo 4 días a la semana.

Esta medida es importante para evitar volver a cierre en los sectores importantes.

“La filosofía es mantener la apertura, pero con medidas de seguridad reforzadas”, dijo el primer ministro belga, Alexander de Croo, en una rueda prensa.

“Las decisiones no han sido fáciles de tomar, es decepcionante tener que adoptar medidas de nuevo, sin embargo, lo que hemos decidido es un mínimo”, añadió el ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke, quien insistió en que el país vive “una explosión” de infecciones y que “incluso personas vacunadas acaban en el hospital».

El comité de concertación que decide sobre la gestión de la pandemia en Bélgica se vio obligado a adelantar la reunión, prevista para el viernes y realizada este miércoles 17 de noviembre.

Vuelta al teletrabajo

Desde el 20 de noviembre y hasta el 13 de diciembre, el teletrabajo vuelve a ser obligatorio durante 4 días ala semana. El 13 de diciembre, si la situación está controlada, se podrá volver a la oficina durante dos días a la semana y así progresivamente.

Se estima que, durante aproximadamente 3 meses, la vuelta al teletrabajo será obligatoria. Solo se permitirá acudir al puesto de trabajo 1 vez por semana y en casos en los que sea totalmente necesario.

Si no hubiera necesidad de asistir a la oficina se deberá de realizar teletrabajo al 100%.

Únicamente estará permitido acudir al puesto de trabajo una vez por semana, con el objetivo de reducir al máximo los encuentros y evitar la saturación del transporte público.

Teletrabajo en Bélgica

En Bélgica el teletrabajo aún no está del todo instaurado. Con tan solo un 20% de media de teletrabajadores, su legislación se queda un poco más atrás que la del resto de países.

En el confinamiento se decretó la obligatoriedad de teletrabajar al 100%. De hecho, el Gobierno belga fue el primero de Europa en establecer una compensación fija para los empleados que estaban teletrabajando, para así cubrir los gastos que pudieran generar por trabajar desde su domicilio.

Esta reforma obligó a las empresas a pagar un plus de 126 € a todos los teletrabajadores desde el día 1 de abril. Este plus estaba destinado a pagar conceptos como el alquiler, electricidad, internet y componentes o accesorios necesarios.

Fijar una cantidad mensual es una opción más accesible que obligar a cada empresa a estudiar caso por caso y estimar una cantidad personalizada. De hecho, genera más seguridad jurídica y es una opción más accesible.

Este plus sorprendió muchísimo a los trabajadores, ya que fue una decisión que tomó el Gobierno sin preaviso y anunció a primeros de abril.

Muchos trabajadores han mantenido la modalidad de teletrabajo y las empresas han añadido otro tipo de pluses y extras dedicados a los posibles gastos que pueda ocasionar trabajar en casa.

Leer: «Mediamarkt asegura que el teletrabajo acabará pronto»

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix