Situación del Teletrabajo y del Coworking en Venezuela en Enero 2022

Compartir en twitter
Compartir en Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en linkedin
LinkedIn
Situación del teletrabajo en Venezuela

La llegada de la pandemia cambió la dinámica del mundo en diferentes aspectos, hablando específicamente del tema laboral, nos hemos enfrentado a nuevos retos y experiencias que han requerido del ingenio y la reinvención. En este caso, Venezuela no ha sido la excepción, entendiendo que el país atraviesa ya desde hace varios años; incluso antes de la pandemia, una crisis económica, control cambiario, inestabilidad política y de liderazgos, constantes fallas eléctricas y una conexión a internet bastante inestable.

Los datos no engañan

Con datos más específicos, la velocidad de banda ancha móvil en Venezuela; según un estudio de Speedtest Global Index; portal que mide la velocidad de internet, ocupa el puesto 136 a nivel mundial. Mientras tanto, las fallas en el suministro eléctrico se han incrementado desde 2019, luego de que el país sufriera un apagón nacional que duró aproximadamente una semana.

Hoy en día, los bajones de luz y los apagones prolongados siguen siendo una constante diaria en distintos estados. De acuerdo con el Comité de Afectados por los apagones; espacio dedicado a los afectados por las fallas eléctricas en Venezuela para denuncias, informes y reportes de apagones a nivel nacional, hasta agosto de 2021 se han reportado 96.921 fallas eléctricas. Por su parte, El observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), señala de acuerdo a un estudio de percepción ciudadana que el 30,9% de los habitantes de 12 estados están sin luz diariamente.

Ahora bien, ¿se está haciendo teletrabajo en Venezuela? Sí, aunque son escasos los datos oficiales al respecto de la magnitud y efectividad de esta nueva modalidad de trabajo a la que muchos han tenido que adaptarse. De hecho, no han sido pocos los que han tenido que tomar medidas drásticas, como comprar equipos extras o contratar servicios de internet más costosos, aunque las fallas eléctricas no den tregua y compliquen un poco más el escenario.

Aún así, este modelo de trabajo ha sido adoptado por algunas empresas y particulares para ciertos puestos, ya que todos los cargos no pueden ser desempeñados a distancia. A continuación desglosaremos algunos tipos, modalidades de pago, legislación en tema de teletrabajo y otros retos y particularidades que sortean día a día los venezolanos para lograrlo.

Tipos de teletrabajo en Venezuela

Autónomo:
se refiere a trabajadores independientes o lo que conocemos como freelancers, tales como diseñadores gráficos, programadores, redactores, copywriters, educadores online, coaching en línea, entre otros trabajadores que hacen sus labores desde casa y son sus propios jefes y administradores. Siendo esta la opción más común.

Bajo relación con empresa o empleado:
al igual que la modalidad anterior, este también puede hacer su trabajo en casa o en  áreas de coworking pero con la diferencia, de que este sí es un trabajador de alguna empresa específica que mantiene sus deberes y obligaciones, estipuladas bajo su contrato de trabajo.

Itinerante o suplementario:
muy relacionada con la anterior, en esta modalidad de teletrabajo el empleado debe trabajar unos días en la oficina y otros desde casa.

Mujer teletrabajando desde casa

¿Cómo hacer el teletrabajo posible en Venezuela actualmente?

A pesar de las adversidades, los venezolanos han resuelto distintas estrategias para que el teletrabajo sea posible. Primeramente, buscando opciones internacionales que contraten empleados bajo esta modalidad, lo que también representa una mejor remuneración en muchos casos; teniendo en cuenta que el sueldo mínimo mensual en Venezuela ronda los 2$. Por otra parte, creando un modelo de negocios autónomo, eligiendo negocios que sean rentables de llevar en forma remota.

Para esto, se requiere una mínima inversión que asegure una buena conexión a internet, un laptop o Pc, un espacio de trabajo óptimo en casa, teléfono inteligente y la posibilidad de contar con una capacitación continua para crecer profesionalmente y mejorar los servicios ofrecidos.

Otra opción, aunque algo costosa en el país, que puede servir para desarrollar de manera eficiente las jornadas laborales son los centros de teletrabajo o coworking; espacios acondicionados y con buen internet donde empleados de distintas empresas y bajo la modalidad de alquiler aprovechan estas oficinas para realizar sus labores. En Venezuela, motivado a la pandemia y también a la escases de gasolina, varias empresas han optado por esta modalidad, que también puede ser opción para particulares.

Si bien es cierto, en la mayoría de los casos, cada trabajador de forma independiente cuenta con todo su equipo, algunas empresas nacionales deben ser quienes pongan a disposición todas las herramientas necesarias para que el teletrabajo sea posible, esto cabe acotar, va a depender del tipo de puesto que desempeñe y el acuerdo de contratación con la empresa.

Algunas de estas opciones para hacer posible el teletrabajo en Venezuela pueden variar según la realidad de cada en individuo pero a grandes rasgos, es la manera de sortear los obstáculos. Cada trabajador, antes de comprometerse con esta responsabilidad, deberá evaluar y considerar la viabilidad y el potencial de ganancia.

¿Existe legislación vigente para el teletrabajo en Venezuela?

La modalidad de teletrabajo actualmente en Venezuela no cuenta con regulaciones legales. Sin embargo, los trabajadores y patronos se rigen; en el caso de contrataciones con empresas nacionales, por la Ley Orgánica del trabajo, donde se manifiesta la protección del trabajador en forma general, ya sea para aquellos que trabajan en una empresa o para quienes prestan servicio por cuenta propia. Esto, también incluye los límites de jornadas laborales, los métodos y pagos, seguridad social, entre otros. Además, se cuenta con el respaldo de otras leyes como la Constitución, la Ley Especial contra Delitos Informáticos,  la Ley sobre Protección a la Privacidad de las Comunicaciones y la Ley de Mensaje de Datos.

Referente a esto, es importante destacar el artículo 217 establecido en la Ley Orgánica del Trabajo, donde se habla de la elaboración de una ley especial, que se hace más necesaria en la actualidad: “Artículo 217. Las normas que rigen las relaciones laborales de los trabajadores y trabajadoras a domicilio serán establecidas en una ley especial, elaborada en corresponsabilidad y amplia participación de los sujetos de la relación laboral, particularmente los trabajadores, trabajadoras y sus organizaciones sindicales”.

Entretanto, quienes ejerzan sus jornadas laborales de manera independiente o con empresas internacionales, ofreciendo servicios basados en sus competencias y habilidades, deben fijar las condiciones y evaluar los términos bajo los cuales se desempeñarán los proyectos, los plazos de tiempo, el pago, el método de pago y la posibilidad de continuidad, entre otros.

Métodos de pago para el teletrabajo en Venezuela

El factor determinante en este caso, va a depender de la modalidad de teletrabajo, pues quienes trabajan directamente como empleados de una empresa nacional venezolana reciben pagos cada 15 días o mensuales generalmente, en bolívares (moneda nacional) o en dólares en efectivo (método de pago un poco más usual en el último año).

Por su parte, los trabajadores autónomos definen y acuerdan sus métodos de pago según sea el cliente, la plataforma para la que realicen proyectos, entre otros. El control cambiario, la devaluación del bolívar, entre otras situaciones económicas han hecho que los venezolanos recurran a otras opciones, como el uso de criptomonedas o billeteras virtuales, donde puedan recibir los pagos para sortear y mantener un poco el valor de su trabajo. Las más usadas son Binance, Paypal, Reserve, Payoneer, Zelle, Bitcoin, entre otros. Sin embargo, existen quienes reciben pagos en moneda nacional, anclados a la tasa del dólar del día.

Trabajar desde casa

Ventajas del teletrabajo en Venezuela

El trayecto puede ser difícil pero no imposible, la modalidad de teletrabajo puede resultar una excelente opción para muchas personas y apenas está tomando auge y dando sus primeros pasos en el proceso de aceptación y adecuación.

  1. Aprovechamiento de distintos puestos de trabajo.
  2. Reducción del abstencionismo laboral y la disminución de conflictos laborales por contacto continuo entre el personal.
  3. Mejor organización para el trabajador en relación a su entorno, lo que implica nuevos hábitos laborales y familiares que pueden aumentar la productividad.
  4. Ahorro en tiempo y dinero, al no tener que trasladarse a sus puestos de trabajo.
  5. Manejo de horarios flexibles y lugares para trabajar.
  6. Disminuyen las posibilidades de contagio de enfermedades virales entre trabajadores por el contacto diario.
  7. Menor estrés laboral o padecimiento de condiciones físicas propias de muchas horas de trabajo en ambientes no óptimos.
  8. Un rol del empleado más activo y menos dependiente. Haciendo también que la edad no sea un impedimento para mantenerse productivo.

Desventajas del teletrabajo en Venezuela

  1. La falta de una ley regulatoria, las constantes fallas eléctricas y de acceso a internet.
  2. Las condiciones políticas, económicas y sociales del país que intervienen directamente en la generación de más y mejores empresas/ trabajos.
  3. Problemas de adaptación y organización para esta nueva modalidad, lo que en un punto resulte en apego al hogar más que al trabajo o inconvenientes al no ser supervisado de manera constante.
  4. No saber administrar las horas laborales, las horas de descanso y las horas dispuestas para tareas del hogar o tiempo en familia.
  5. Sentimiento de aislamiento laboral y social, además de estancamiento profesional. Dificultad para efectuar consultas personales, estrés o adicción al trabajo.
  6. Molestias físicas por no contar con un espacio de trabajo óptimo en casa.
  7. Complicaciones al establecer acuerdos individuales entre el contratante y el contratado, donde se sientan vulnerados algunos derechos. Incluso pueden sentir amenaza de violación de su intimidad por parte de una institución privada o pública.
  8. Bajas y poco constantes remuneraciones, beneficios laborales, condiciones de seguridad y salud laborales.

 

A pesar de que el teletrabajo apenas comienza a estructurarse, es importante destacar que no es adecuado para todos los modelos de negocio, empresas o puestos de trabajo. Se presenta como una alternativa que permanecerá de acuerdo a las necesidades, avances en leyes, tecnología, etc. En Venezuela, representa una serie de retos por lo que cada individuo es responsable de evaluar su escenario y de esta manera, buscar soluciones proactivas para el desarrollo personal y profesional, ya que no solo se trata de habilidades digitales y estar en pijama detrás del escritorio.

 

¿Conoces leyes que regulan el teletrabajo?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix