El teletrabajo no ha venido para quedarse, ya estaba ahí y no se irá

El teletrabajo ha venido para quedarse y eso no se puede negar. Analizamos cuáles son los aspectos que más destacan de esta modalidad.
Compartir en Twitter
Facebook
LinkedIn

El teletrabajo no ha venido para quedarse, ya estaba ahí y no se irá

Antes de la pandemia por el reconocido COVID-19, solo el 3,6 % de los empleados trabajaban a distancia al menos la mitad del tiempo. Como resultado de la pandemia, ese número se ha disparado alrededor de la mitad de todos los trabajadores del mundo.

¿Es el teletrabajo el futuro del trabajo o un medio temporal para sobrevivir a una situación difícil?

Si bien la respuesta no es segura, echemos un vistazo a las tendencias actuales y exploremos cómo puede ser el futuro del teletrabajo, ya te avisamos que no es tan negativo como te lo pintan.

El teletrabajo seguirá creciendo

Para muchos empleados y empresas, este cambio repentino ha resultado mejor de lo esperado. Parece que cada vez es más probable que un gran porcentaje de teletrabajadores “temporales” nunca vuelvan a trabajar a tiempo completo en la oficina.

Grandes empresas como Twitter y Shopify han anunciado que los trabajadores pueden seguir trabajando desde casa de forma permanente. Global Workplace Analytics estimaba que, para fines de 2021, entre el 25 y el 30 % de los trabajadores probablemente trabajarán a distancia al menos un par de días a la semana, y así fue hasta día de hoy.

Si bien es demasiado pronto para decir cuántas empresas adoptarán el teletrabajo después de la pandemia, hay varias razones por las que es probable que gane un asiento más permanente en la mesa.

Apostemos por el TELETRABAJO

Los trabajadores optan por el teletrabajo

Hay una mayor demanda por parte de los empleados. El teletrabajo ya era muy popular entre los trabajadores, de hecho, una cantidad abrumadora de empleados de oficina a tiempo completo querían teletrabajar antes de la pandemia.

Ahora que muchos han tenido la oportunidad de dar el salto, algunos no estarán dispuestos a volver a la oficina a tiempo completo. El “miedo a lo desconocido” está disminuyendo.

Para que lo entiendas, a medida que la situación actual obliga a los gerentes a lidiar con el teletrabajo, muchos descubren que sus preocupaciones sobre su ineficacia son infundadas.

Ya se han lanzado varios estudios, como el de Debra A, consultora de teletrabajo en VirtiaulWorks, en los que se puede apreciar como poco a poco se están descubriendo puestos de trabajo aptos para el modo remoto.

Antes ni siquiera se podía llegar a valorar la posibilidad, pero tras la obligación que han visto tras la pandemia, muchos puestos de trabajo se pueden “digitalizar” sin problema alguno.

Los empleadores se están dando cuenta de los beneficios del teletrabajo. Ahora que los empleadores tienen experiencia con el teletrabajo, están ansiosos por aprovechar los beneficios, como costos de oficina reducidos y acceso a un grupo de talentos mucho más grande. Cada trabajador que tiene al menos un horario de teletrabajo de medio tiempo le ahorra al empleador alrededor de 10.000 euros al año.

El teletrabajo era una necesidad oculta

El teletrabajo realmente promueve la continuidad del negocio. Esta pandemia ha conseguido que los líderes empresariales se den cuenta de que el teletrabajo no siempre es opcional, en realidad era una emergencia, ahora es una necesidad.

Durante la pandemia, el teletrabajo salvó a muchas empresas. La continuidad del negocio es una de las mayores ventajas del teletrabajo. Empresas que ni siquiera conocían esta modalidad se vieron “salvadas” en la cuarentena. Ahora, continúan con esta modalidad y pueden abrir sus puertas a un mayor abanico de trabajadores.

La tecnología respalda el teletrabajo mejor ahora que en cualquier otro momento del pasado. El teletrabajo no sería tan popular como lo es ahora sin una conectividad a Internet confiable en la mayoría de las áreas del país y la multitud de herramientas de software que mantienen a los trabajadores conectados y productivos.

Aplicaciones como Zoom y Slack han hecho que el trabajo remoto sea mucho más viable. También es justo suponer que, a medida que mejoren las nuevas tecnologías como la realidad virtual (VR) y la inteligencia artificial (AI), nuestra capacidad para comunicarnos y administrar equipos distribuidos será aún más fácil de lo que es ahora.

Tendencias futuras en el teletrabajo

Parece muy arriesgado decir que el teletrabajo seguirá creciendo, pero ¿tendrá el mismo aspecto en un futuro próximo? ¿Qué tendencias resultarán de este cambio y cómo afectará los arreglos laborales actuales?

Nosotros vamos a destacar tres tendencias de teletrabajo que los expertos prevén en nuestro futuro. Y te repetimos, lo prevén EXPERTOS. Se trata de información contrastada y que ya es pública.

Beneficios para las cadenas de hoteles

El sector hotelero es una práctica en la que los empleados que teletrabajan a tiempo parcial reservan un espacio de oficina o estación de trabajo para sus días en la oficina en lugar de mantener un espacio de trabajo permanente. Esta estrategia reduce los costos y los requisitos de espacio de oficina de una organización.

Se asegura que el porcentaje de personas que trabajan a distancia en un día determinado será mucho más alto de lo que ha sido. De hecho, es posible que las personas no teletrabajen cinco días a la semana, sino dos o tres días a la semana, y luego vayan a la oficina varias veces.

Las empresas tendrán oficinas más pequeñas con empleados rotativos, algunos teletrabajando y otros en la oficina como de costumbre. Por otro lado, podrán existir empresas que no tengan por qué tener una oficina física. Se podrá optar por el modo remoto al 100%.

Progreso de introducción del TELETRABAJO
99%

Más beneficios para los teletrabajadores

Debido a que el teletrabajo no era muy común antes de la pandemia, no ha habido mucha competencia en los beneficios adaptados a los trabajadores remotos. Pero a medida que el trabajo remoto se vuelve más generalizado, el proceso y el camino está cambiando radicalmente.

Ya hay trabajadores que exigen modalidad remota, y al contrario. Empresas que publican ofertas de trabajo con modalidad de teletrabajo y que pueden optar a personas que residan en cualquier parte del mundo.

Realmente, todo lo demás es igual en el resto de beneficios laborales, los empleadores comenzarán a competir en los beneficios del trabajo desde el hogar.

Los trabajadores a su vez, compararán los costos de teletrabajo que les reembolsarán los empleadores, como el costo de Wi-Fi, accesorios para una oficina en casa o una membresía de trabajo conjunto, o equipos como un escritorio de pie o un monitor adicional.

¿Se verá afectado el salario de los teletrabajadores?

Bueno, este es un tema muy debatible.

Facebook anunció recientemente planes para cambiar su empresa a una fuerza laboral más remota, pero esto viene con una estipulación que ha resultado ser controvertida:

La empresa vinculará los salarios a la ubicación del empleado para que coincida con el costo de vida.

A medida que el teletrabajo se generalice, es probable que se intensifique el debate sobre si los salarios de los trabajadores remotos deben ser universales o estar vinculados a la ubicación.

Se puede decir que las personas que viven en Madrid y trabajan desde casa ganarán más que las personas en Extremadura.

Los salarios vinculados al costo de vida local se incorporarán cada vez más al futuro del trabajo, para que las empresas puedan seguir siendo competitivas a la hora de atraer a los mejores talentos que prefieren vivir en ciudades más caras. No se puede esperar atraer a trabajadores de primer nivel en cualquier área geográfica sin ofrecer un salario localmente competitivo.

Es probable que los cambios en la tecnología continúen transformando el teletrabajo; cosas como la realidad aumentada y virtual y una gama de herramientas habilitadas para IA están a la vuelta de la esquina y sin duda tendrán un GRAN impacto. La comunicación y la colaboración también se beneficiarán de los nuevos avances.

Muchas son las personas que dudan sobre el teletrabajo, pero ya se está viendo cómo se mantiene y como incluso las empresas están empezando a sumergirse de lleno en él. Con contrataciones a distancia, entrevistas laborales por videollamada y contratos indefinidos a personas que están a cientos de kilómetros de la oficina central de la empresa.

El teletrabajo está aquí, no se va a ir y además viene pisando fuerte para plantarle cara a la modalidad tradicional que ya todos conocemos.  

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix