El coworking se transforma gracias al teletrabajo.

Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Espacio de coworking

Ya ha pasado un buen tiempo desde que la vida de todos en general cambió drásticamente, desde entonces muchos trabajadores se las han ingeniado para continuar sus labores de manera remota. Puede que con el tiempo, muchos reanuden sus labores a como estaban acostumbrados a hacerlo, otros puede que no. Sin embargo, no todo está perdido, esto ha permitido la aparición de nuevas estrategias laborales.

Una vez que el trabajo migró a la virtualidad, surgió una nueva forma de trabajar, ya no solo se hacía enfoque en la individualidad sino que surgieron estrategias donde la cooperación era fundamental, de esta manera nace el denominado coworking. Convirtiéndose además, en un mecanismo laboral que ha empezado a ser adoptado por diversas empresas, incluso las más pequeñas.

Tanto es así, que se ha dado paso a que más trabajadores autónomos tengan la oportunidad de integrarse a medianas empresas, María Calvo, directora de negocios de Impact Hub señala que esto respecta a compañías con entre 50 y 100 trabajadores que procuran la creación de modelos de trabajo híbridos que permitan aprovechar al máximo los espacios físicos y el teletrabajo, o bien hacer a un lado por completo el trabajo en la oficina.

Se trata de una nueva perspectiva con respecto al mundo laboral que ha emergido luego de la pandemia, en función de esto, el poder de transformación y la capacidad de adaptación a las herramientas tecnológicas resultan de vital importancia. A propósito de esto, José Molina Talavera, gerente de Be Working afirma entre otras cosas que, el espacio debe ser un vacío que se va llenando de acuerdo a las necesidades. Con ello se destaca a su vez, un incremento exacerbado en el uso de entornos de trabajo virtuales, así como también un incremento en la demanda de las salas de formación.

Be Working - Coworking en Málaga
Sala de formación en Be Working – Coworking en Málaga

Por otro lado se sabe, que parte de estas empresas sencillamente han optado por dejar atrás su oficina física y apostar por espacios de coworking, requiriendo con esto una dirección postal y comercial, así como un punto de encuentro donde puedan reunirse con sus clientes. Al respecto, se ha percibido que los usuarios extranjeros que en su momento llegaron a ocupar el 75% de las solicitudes han dado espacio a los usuarios nacionales. Se trata de un fenómeno que puede percibirse en mayor medida en las ciudades más grandes, por el contrario, en las localidades más pequeñas fuera de Madrid y Barcelona, se mantienen las solicitudes de puestos fijos.

No obstante, la mayoría coincide en algo: no mantener compromisos a largo plazo. Esto deja en evidencia el gran margen de adaptación de los usuarios en general. Pese a que muchos de estos espacios quedaron básicamente en el olvido tras la pandemia, los que quedaron activos tienen expectativas positivas. Y contrario a lo que se puede pensar, no se trata de algo que colida con el teletrabajo, sino que más se afianza con este para hacer las labores más llevaderas, ya que se trata de una manera de conectarse mejor con el trabajo, así como también con los compañeros y recuperar la motivación que pudo haberse perdido.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix

Últimas noticias

Espacios de coworking...