Portugal prohíbe que los jefes envíen mensajes fuera del horario laboral

Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn

Los trabajadores remotos en Portugal están protegidos bajo las nuevas leyes laborales aprobadas por el parlamento del país.

Las nuevas reglas aprobadas el viernes son una respuesta a la explosión del trabajo a domicilio como resultado de la pandemia de COVID-19, dijo el gobernante Partido Socialista de Portugal.

Tras las nuevas reglas, los jefes y encargados podrían enfrentar sanciones por comunicarse con sus trabajadores fuera del horario de oficina.

Esta normativa también exige a las empresas la creación de una normativa interna con respecto a esta desconexión, una especie de documento que acredite que se está de acuerdo con este tipo de desconexión y que se cumplirá por ambas partes.

Esta nueva normativa no se aplicará a empresas con menos de diez empleados en plantilla.

¿Y en España?

España actualmente cuenta con una nueva Ley de Teletrabajo y sanciones por su incumplimiento. En cuanto a la llamada “desconexión laboral”, en esta ley no se refleja nada excepto la firma de un acuerdo en la que se reflejen los horarios y la vía de comunicación con la empresa.

Sin embargo, una prohibición de tal calibre no se registra en la Ley de Teletrabajo en España. Hay algo parecido que se recoge en la Ley de Protección de Datos y garantía de derechos digitales aprobada en 2019.

Se recoge en el artículo 88.1 y dice: “Los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal, el respeto de su tiempo de descanso”.

portugal

Mejoras para los teletrabajadores

Las empresas de Portugal, ahora podrán enfrentarse a multas por ponerte en contacto con sus trabajadores fuera del horario laboral estipulado.

Ya sea por llamada telefónica o mediante WhatsApp, no se podrá mantener comunicación fuera de horario. Los jefes o encargados tendrán prohibido monitorear a sus empleados mientras trabajan en casa.

Esto significa que las “llamadas de control” se acaban. Muchos empresarios llamaban a sus trabajadores para confirmar que estaban desarrollando su función y que se encontraban atentos.

Sin embargo, varios diputados portugueses rechazaron la propuesta de incluir el llamado “derecho a desconectarse”, el derecho legal a colgar las llamadas o apagar los dispositivos relacionados con la empresa fuera del horario de oficina.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social de Portugal, Ana Mendes Godinho dijo:

“La pandemia ha acelerado la necesidad de regular lo que necesita ser regulado, el teletrabajo puede ser un cambio de juego si aprovechamos las ventajas y reducimos las desventajas”

Las empresas portuguesas ahora también se verán obligadas a contribuir en los gastos que hayan incurrido los trabajadores como cambio al trabajo a distancia.

Esto incluye facturas de internet y electricidad o gastos comerciales por la compra de accesorios para la mejora del entorno laboral en casa.

Por otro lado, las nuevas reglas ayudarán muchísimo a los padres de niños pequeños. A partir de ahora, tendrán derecho a teletrabajar en casa sin tener que concertarlo o avisarlo previamente con sus jefes, hasta que su hijo cumpla 8 años de edad.

La construcción de una cultura de trabajo remoto saludable también podría traer otros beneficios a Portugal, mencionó Mendes Godinho. La idea es atraerlos en forma de trabajadores remotos, por ejemplo, extranjeros que buscan un cambio de escenario.

La audiencia de Web Summit manifestó:

«Consideramos que Portugal es uno de los mejores lugares del mundo para que estos nómadas digitales y trabajadores remotos elijan vivir, queremos atraerlos a Portugal»

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix