Nueva ley mexicana exige a empresas el pago de internet y luz a sus teletrabajadores

Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn

Como consecuencia de la pandemia por coronavirus, el teletrabajo se ha popularizado en todo el territorio mexicano como la principal alternativa laboral durante el confinamiento. No parece ser una medida temporal, por lo que los ciber-empleados mostraron preocupación por los pagos de sus servicios de internet y luz. De ahí surge la nueva propuesta legal del Congreso de México.

Es una solución inmediata ante este inconveniente que ha significado un gasto de gran peso para los teletrabajadores del territorio mexicano. La propuesta indica que las empresas y jefes de negocios son responsables del pago de los servicios utilizados para trabajar en línea. La declaración ha causado revuelo entre los mexicanos. En esta publicación descubrirás los detalles de esta ley.

 

Repercusiones de la pandemia en el ámbito legal

Como consecuencia de la cuarentena por COVID-19, más del 70 % de los trabajos en el territorio mexicano se virtualizaron. Esto significa que las actividades laborales pasaron a depender directamente del internet y de la luz. Estos servicios presentan costos cada vez más elevados que han obligado a muchos teletrabajadores a recortar gastos, llevando algunos a la renuncia.

Es cierto que el teletrabajo presenta una amplia gama de beneficios, tanto para los trabajadores como para los jefes de empresas. Hasta ha representado una ventaja para el medio ambiente, favoreciendo un equilibrio ecológico importante. Es por eso que se han empezado a tomar medidas legales para resguardar a los teletrabajadores mexicanos.

El Congreso de México ha implementado una nueva ley que obliga a las compañías nacionales a responder por el pago de los servicios fundamentales para que los ciber-empleados puedan realizar sus labores de manera fructífera y sin interrupciones ni inconvenientes. Este anuncio ha sido redactado por la Cámara de Diputados de la Organización Internacional del Trabajo.

 

Planteamiento principal de la ley

Hacer legal la responsabilidad empresarial sobre el teletrabajo no es asunto nuevo. De hecho, ya van más de un par de años desde que se presentó la idea inicial con relación a este tópico. Luego de observar las graves repercusiones económicas de los ciber-empleados por la cuarentena, las modificaciones legales finalmente han procedido.

La inclusión del teletrabajo en el ámbito legal ha permitido reconocer a este método laboral como verídico y oficial. Principalmente indica que el pago de los servicios de electricidad y conectividad a la web es deber de las empresas. No obstante, esta nueva legislatura también tocó otros tópicos con relación al ciber-empleo. Por ejemplo, la proporción de las herramientas requeridas en el hogar.

Tener acceso a los instrumentos tecnológicos es fundamental para permitir el teletrabajo. Según la nueva ley, esta será responsabilidad de las compañías. Los entes empresariales deben garantizar los equipos, sillas cómodas e incluso impresoras de ser necesarias. Se trata de imitar el ambiente de trabajo de la mejor manera posible, para que no exista problema alguno al trabajar en casa.

 

Beneficios y condiciones del cambio legal

Son más los aspectos positivos que las limitaciones del ciber-empleo. Al menos esto es lo que declaran los diputados mexicanos que defienden la legislatura del empleo doméstico. Según sus declaraciones, este método de labor virtual permitirá disminuir el esparcimiento de enfermedades. Aparte, las empresas no tienen que invertir en oficinas o establecimientos físicos para permitir el trabajo.

Esto coincide con los estudios realizados con respecto a las ventajas del teletrabajo. Los empleados tienen una mayor libertad para distribuir sus tareas y actividades como mejor les parezca en sus hogares. Aparte, otro importante beneficio está relacionado con desplazarse al área de trabajo. El transporte ya no es un problema cuando se trabaja desde la comodidad del hogar.

La nueva implementación legal le otorga un importante peso al reconocimiento de los ciber-empleados y los gastos de trabajar desde casa. Aun así, tal y como con cualquier otra ley, este decreto tiene una condición. Las empresas se ven obligadas a pagar los servicios eléctricos y de la web a los trabajadores siempre y cuando más del 40 % de las actividades laborales sean en línea.

 

Prohibición de la ciber vigilancia, excepto en casos necesarios

Hay otro punto interesante que establece esta nueva ley del teletrabajo. No solo habla de la responsabilidad de las empresas en los pagos de servicios. También trata acerca del respeto de los horarios de trabajo. Encontrarás este artículo bajo el número 330 en la cuarta fracción de la Ley Federal para el Trabajo. Garantiza que limitarse a los horarios laborales es fundamental de parte de la empresa.

También se menciona el tema de la vigilancia en el trabajo, un tópico polémico en el mundo del ciber-empleo. De acuerdo al decreto legal del Congreso de México, la supervisión de cada trabajador debe estar relacionada con su desempeño. Solo se aprobará la vigilancia laboral con el uso de audio y video en casos extraordinarios. Del resto, se respeta la privacidad del ciber-empleado.

Es cierto que las empresas deben conocer acerca de las actividades de sus trabajadores en el área de trabajo. Sin embargo, se trata del hogar de los miembros de la compañía. En la mayoría de los casos, los empleados no habitan solos en sus casas. Por ende, aplicar medidas de vigilancia con cámara web y micrófono vulnera a la intimidad de posibles familiares y compañeros de cuarto.

 

Responsabilidad legal de los teletrabajadores

Un aspecto importante de esta ley es que no solo le da responsabilidades a las empresas, sino también a los ciber-empleados. Cada trabajador tiene el deber de cuidar las herramientas laborales que la compañía le cede. Aparte, existe la obligación de notificar sobre los precios del servicio de luz y telecomunicaciones para que los jefes del negocio puedan abonarlos de manera acorde.

Esto significa que la nueva ley requiere trabajo en equipo entre la empresa y el empleado. Ambas partes deben cumplir con sus deberes correspondientes para mantener una armonía en el teletrabajo. Si el empleado no efectúa sus obligaciones como lo estipula la ley, sus reclamaciones serán en vano. Solo se puede usar esta declaración a favor del trabajador si ha realizado su parte.

Esta ley lleva en aprobación por el Senado de México desde el año 2019. Aun así, sufrió diversas modificaciones de parte de la Cámara de Diputados del estado. No fue sino hasta el 9 de diciembre de 2020 que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación, aprobada por el presidente. 

 

En el siguiente vídeo podemos ver a la diputada Ana Priscila González, de MC, fijando postura sobre el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 311 y se adicionando el Capítulo XII Bis de la Ley Federal del Trabajo, en materia de teletrabajo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Reddit
Tumblr
Mix

Últimas noticias

Espacios de coworking...